Maldita incultura



1995, Chiquito de la Calzada sube a escena por primera vez en un programa de televisión. Hasta ese momento, nadie tenía, ni por asomo idea de lo que se estaba forjando en ese momento: la "cultura chiquito". Desde entonces, algo cambió en el vocabulario español; palabras y expresiones como "la gloria de mi madre", "jar", "me cago en mis muelas", "comorr", entre otras iban a formar parte de nuestro día a día, sepultando y condenando al ostracismo a aquéllas a las que sustituyeron. Incluso a día de hoy se sigue reforzando todos esos vocablos y chascarrillos ya obligados para todo aquél que tiene un mínimo de sangre en sus venas.

Curiosamente, es en 1995 cuando cuando se publica la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, concretamente el 18 de noviembre. Hmmm la norma no corrió con la misma suerte. Ésta, de carácter obligatorísimo, es reventada, malinterpretada, vulnerada una y otra vez por aquéllos que ostentan la parte empresarial desde la tierna década de los 90. Sería injusto decir que la parte social está exenta de incumplimientos, ya que en algunos casos ignoran obligaciones en la materia.

Vale, hablamos entonces de cultura preventiva. A día de hoy se desconoce un sistema plenamente efectivo para ponerla en marcha y así acabar con una de las lacras sociales que nos acompañan desde tiempos inmemoriales: la siniestralidad laboral.

Sin embargo, he encontrado la solución. Una luz al final del túnel buscada y macerada de lo más profundo de las entrañas del paisanaje español: aunemos la Ley de Prevención con Chiquito de la Calzada!!!!!!!!! Usemos frases como "artículorrr 36: falcultades y competencias sesuales de la gloria de la madre de los Delegados de Prevención", cada vez que haya una reunión de Comité de Seguridad y Salud levantémonos y gritemos a los 4 vientos ¡¡¡viva Barbate!!! Puede que no sea la forma más ortodoxa de acabar con con accidentes laborales o muertes, pero desde luego, haremos unas relaciones laborales más felices.

Os invito pues a instar al Parlamento a que creen un Real Decreto que bien podría tener por nombre "Disposiciones mínimas para la cultura de después de los dolores".

1 comentarios:

No se como funciona la Ley esa pero si la promociona Chiquito yo la compro

 

Publicar un comentario en la entrada